Print Friendly and PDF

Negociaciones bilaterales de un AVA

Las negociaciones bilaterales de un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA) entre la UE y un país exportador de madera son conversaciones estructuradas que resultan en un tratado jurídicamente vinculante.

Las negociaciones bilaterales se basan en ideas generadas en las conversaciones nacionales de las partes interesadas, que también tienen lugar en la fase de negociación de un proceso AVA.

Al contrario que en la mayoría de acuerdos comerciales, la UE y el país exportador de madera no son adversarios en la negociación de un AVA, sino que trabajan juntos para elaborar una solución conjunta a los problemas ocasionados por la tala ilegal. De todos modos, no existe un modelo a seguir. Los procesos de negociación e implementación de un AVA son diferentes en cada país, y los procesos nacionales determinan el contenido de un AVA.

Expectativas

El Plan de Acción de la Aplicación de las leyes, gobernanza y comercio forestales (FLEGT) de la Unión Europea es el marco de las expectativas de la UE. La UE quiere evitar que la madera ilegal se comercialice en los mercados de la UE apoyando esfuerzos en los países exportadores de madera para reforzar los sistemas para asegurar la legalidad de la madera, mejorar la gobernanza del sector forestal y mantener sólidas relaciones comerciales con países de la UE.

La UE no persigue una ventaja comercial. La principal preocupación de la UE es que, para que sea creíble, haya consenso tras las decisiones definidas en el AVA y, por lo tanto, amplio apoyo de las partes interesadas nacionales. Un AVA debe incluir un sistema sólido para garantizar el cumplimiento normativo, que además sea justo. Como se estipula en el Plan de Acción FLEGT: «El reto consiste en asegurar que las acciones para afrontar la tala clandestina, en particular la mejor aplicación de las leyes, no se centren en grupos débiles como los pobres de las zonas rurales, mientras que dejan indemnes a agentes poderosos».

En las negociaciones bilaterales, las instrucciones del Consejo de la Unión Europea sirven de guía a la Comisión Europea. Los negociadores de la Comisión Europea intentan que el texto principal de un AVA sea sencillo y consistente con los otros AVA, y utilizan los anexos para los detalles específicos del país en cada acuerdo.

Las expectativas de los países exportadores de madera varían debido a los diversos grupos de partes interesadas. Algunos interesados esperan que un AVA cree oportunidades de negocio. Otros esperan que el AVA proteja los bosques o mejore los medios de vida de las comunidades locales. El abanico de prioridades crea desafíos y significa que las partes interesadas necesitan tiempo y espacio para comprender los temas, formarse opiniones y expresar sus puntos de vista.

Estructuras de negociación

Las estructuras de negociación son distintas para las dos partes negociadoras, y varían de un país exportador de madera a otro. Un equipo de la Comisión Europea negocia en nombre de la UE, apoyado por uno o más Estados miembros.

El gobierno de un país exportador de madera decide quién lo representará en las negociaciones. En los seis AVA firmados hasta la fecha, los países socios han decidido incluir a representantes del sector privado y de organizaciones de la sociedad civil en las estructuras de negociación. La elección del negociador principal es importante, puesto que esa persona necesita un conjunto de habilidades y experiencia especiales, incluida la capacidad de coordinar posiciones dentro del país. A algunos países les ha resultado muy difícil encontrar un negociador principal activo y de nivel lo suficientemente alto. En algunos casos, esto ha demorado las negociaciones.

Más información en la sección de AVA paso a paso dedicada a las Estructuras nacionales de negociación del AVA.

Las negociaciones bilaterales se desarrollan en reuniones cara a cara en la UE y el país exportador de madera y a través de videoconferencia. Además de las negociaciones políticas, algunos AVA han incluido intercambios técnicos. La UE o el Centro FLEGT de la UE y representantes nacionales se han reunido para debatir aspectos concretos de un AVA, como la definición de la legalidad o un sistema de trazabilidad de la madera, en reuniones conjuntas de expertos.

La mayoría de los procesos de un AVA cuentan con el apoyo de un facilitador neutral y programas específicos de asistencia técnica. Más información sobre quiénes son estos facilitadores, cómo trabajan y cómo se financian, en la sección de AVA paso a paso Apoyo a las partes interesadas de un AVA.

Proceso

La primera sesión de negociación bilateral formaliza el diálogo y establece la visión y el ámbito para sucesivas conversaciones. La sesión inicial permite a cada parte conocer las expectativas de la otra y los problemas que las partes interesadas indican que debería abordar el AVA. En estas primeras reuniones, se definen los roles, las responsabilidades y los procedimientos que deben seguir los negociadores. Los negociadores pueden determinar una «hoja de ruta» o un cronograma para las siguientes reuniones. A continuación las partes anuncian públicamente que reafirman su intención de negociar un AVA.

A continuación, las negociaciones bilaterales se centran en redactar el texto del AVA y sus anexos. Además de las negociaciones oficiales, el proceso incluye reuniones técnicas de preparación para las negociaciones y trabajo de campo para comprobar aspectos del acuerdo, como la definición de la legalidad u otros elementos de un sistema para asegurar la legalidad de la madera. Las comprobaciones pueden identificar fallos en el cumplimiento de la empresa o en la aplicación por parte del gobierno.

Las negociaciones terminan cuando las partes han convenido el texto del AVA y sus anexos. Un AVA no tiene por qué ser perfecto, pero sí debe ser creíble, susceptible de ratificación y viable. El acuerdo debe reflejar el consenso nacional entre las partes interesadas del país socio del AVA y contar con el apoyo de las partes de la UE. En la sesión final de negociación, las partes discutirán el cronograma para ratificar e implementar el AVA. Las partes firman el final de las negociaciones y comienzan la ratificación al rubricar el AVA.

Velocidad y plazos

El cronograma de una hoja de ruta de una negociación es meramente indicativo. Las negociaciones de un AVA pueden durar varios años y, a menudo, son más largas de lo que las partes esperaban al comienzo porque los interesados necesitan el tiempo adecuado para participar en el proceso y encontrar soluciones a los problemas conforme estos surgen.

También puede haber demoras si los intereses de los gobiernos y otros interesados cambian por dinámicas políticas, económicas y de otra índole, o si las negociaciones bilaterales no van en la línea de las discusiones de las partes interesadas nacionales.

En general, la calidad de un proceso de negociación es más importante que su velocidad, aunque esto no implica que un proceso lento sea de calidad. Algunos factores que pueden afectar al avance son las elecciones nacionales o fluctuaciones en la economía nacional, regional o mundial que afecten a la producción y el comercio de la madera.

Más información

Enlaces externos

Canby, K. 2013. Forest Law Enforcement Governance and Trade (FLEGT) Voluntary Partnership Agreements (VPAs) or How to do effective consultation for national policies. Presentación en PowerPoint de Forest Trends. [Descargar PDF]

Falconer, J. 2013. Overview of VPA processes: opportunities and challenges for projects to advance FLEGT. Presentación en la reunión de coordinación del Proyecto FLEGT. 9 de octubre de 2013, Bruselas. [Descargar presentación de PowerPoint]

Othman, M. et al. 2012. FLEGT Voluntary Partnership Agreements. ETFRN News 53: 109-116. [Descargar PDF]       




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016