Print Friendly and PDF

Rúbrica, firma y ratificación de un AVA

Un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA) solo entra en vigor como un acuerdo jurídicamente vinculante cuando los órganos legislativos de ambas partes lo hayan ratificado siguiendo sus procedimientos normales de ratificación de tratados internacionales. El proceso puede tardar desde varios meses a más de un año y comprende tres etapas principales: rúbrica, firma y ratificación.

  1. Rúbrica. La rúbrica de un AVA por parte de la UE y el gobierno socio marca el fin de las negociaciones, pero no equivale a una firma formal. Según la legislación internacional, la rúbrica confirma que ambas partes están de acuerdo en que el texto contenido en el documento rubricado es el texto convenido. La rúbrica no implica el consentimiento a la posterior firma o ratificación.
  2. Firma. En el periodo comprendido entre la rúbrica y la firma del AVA por ambas partes, cada una de ellas debe confirmar el acuerdo a través de sus propios órganos de decisión. En el país socio, esto puede suponer una votación parlamentaria o aprobación del presidente o primer ministro. Cuando dos partes firman un AVA expresan formalmente su intención de ser una de las partes del acuerdo si este es ratificado. Según la legislación internacional, la firma obliga a los signatarios a «no invalidar el objeto y la finalidad del acuerdo».
  3. Ratificación o «concertación». Las obligaciones de un AVA solo vinculan a las partes cuando cada una de ellas ha ratificado el acuerdo y, si así lo estipula el AVA, ha transcurrido el tiempo estipulado para su entrada en vigor. Cada una de las partes sigue sus procedimientos estándar para ratificar tratados internacionales. Esto puede implicar, por ejemplo, el control parlamentario. En el caso de la UE, la ratificación incluye pasos que involucran a Estados miembros de la UE, sus parlamentos y el Parlamento Europeo. Una vez completados estos pasos, el Consejo de la Unión Europea adopta una decisión para concluir la ratificación del AVA.

Una vez ratificado, ambas partes se notifican mutuamente que han concluido el proceso de ratificación. En ese momento entran en vigor las estructuras y obligaciones formales del acuerdo. En la UE, la notificación se publica en el Diario Oficial de la Unión Europea. En esta fase, la Comisión Europea y el país socio emiten un comunicado formal y el comité conjunto de implementación pasa a ser operativo.

Aunque la ratificación significa que puede comenzar formalmente la implementación de un AVA, en la mayoría de los procesos de AVA hasta la fecha algunas actividades de implementación empezaron antes de que finalizara el proceso de ratificación. En algunos países, las partes establecieron un comité conjunto de implementación (CCI) provisional (también «comité conjunto de aplicación» - CCA), o pre-CCI, para mantener el impulso entre la rúbrica y la ratificación.

En términos jurídicos, un AVA entra en vigor después de que las partes se hayan notificado entre sí que han completado sus respectivos procesos de ratificación. Sin embargo, la entrada en vigor no significa que pueda empezar la emisión de licencias FLEGT. En la práctica, gran parte del trabajo de implementar un AVA antes de la emisión de licencias FLEGT tiene lugar después de que el acuerdo entra en vigor.

Más información

Enlaces externos

Falconer, J. 2013. Overview of VPA processes: opportunities and challenges for projects to advance FLEGT. Presentación en la reunión de coordinación del Proyecto FLEGT. 9 de octubre de 2013, Bruselas. [Descargar presentación de PowerPoint




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016