Print Friendly and PDF

Cómo un AVA puede fortalecer la capacidad

Por qué es importante la capacidad

La buena gobernanza forestal depende de los conocimientos, habilidades, sistemas y recursos que el gobierno y otros interesados necesitan para:

  • controlar las cadenas de suministro,
  • asegurar la legalidad de la madera,
  • monitorear y castigar los delitos forestales,
  • auto-organizarse y participar en los procesos de toma de decisión,
  • cumplir los requisitos legales y adaptar las funciones de la empresa,
  • coordinar actividades,
  • comunicarse eficazmente.

Sin embargo, a menudo las deficiencias de capacidad en los gobiernos, el sector privado y la sociedad civil contribuyen a fallos de gobernanza. Los procesos de un Acuerdo Voluntario de Asociación (AVA) pueden identificar y colmar esas lagunas. El fomento de la capacidad puede tener lugar durante el proceso AVA y como resultado de los compromisos que adquieren las partes en el texto y los anexos del AVA.

Cómo un AVA puede fortalecer la capacidad

La propia participación en el proceso AVA puede mejorar la capacidad. Los actores adquieren conocimientos al generar y compartir información, por ejemplo. Los gobiernos aprenden habilidades mediante prueba y error, como cuando gestionan las consultas.

Para participar de forma significativa, a menudo las partes interesadas primero deben reforzar su capacidad. Gobiernos, instituciones de la UE, Estados miembros de la UE, grupos de la sociedad civil, organizaciones no gubernamentales locales e internacionales, asociaciones de madereros y empresas privadas, todos pueden desempeñar un papel en fomentar la capacidad para participar en el proceso del AVA. Las actividades para mejorar la capacidad incluyen:

  • apoyo a plataformas que permitan a las partes interesadas organizarse ellas mismas, discutir problemas, y desarrollar posiciones de negociación;
  • capacitación en aspectos técnicos, como la trazabilidad de la madera;
  • capacitación en temas organizativos, fortaleciendo la defensa de intereses como la redacción de documentos de posición, negociación y recaudación de fondos;
  • investigación y análisis de textos jurídicos;
  • apoyo para identificar áreas en las que el cumplimiento del sector privado pueda suponer dificultades, y pasos para abordar esos desafíos;
  • mejorar la comprensión de los requisitos del mercado y las necesidades de información de mercados;
  • apoyo para intercambios entre partes interesadas en un AVA en diferentes países;.
  • prestar asistencia técnica a los gobiernos y otros actores;
  • apoyo para que las partes interesadas puedan participar en las reuniones;
  • financiamiento para contratar a coordinadores de coaliciones de ONG.

Conforme avanza el proceso AVA, con frecuencia surgen otras lagunas de capacidad. Las lagunas incluyen la capacidad de las autoridades estatales de cumplir sus mandatos existentes, como manejar los bosques y aplicar las leyes. También puede haber lagunas en la capacidad de los gobiernos, y en grupos del sector privado y la sociedad civil para implementar un AVA y supervisar su impacto. La comprobación sobre el terreno del sistema para asegurar la legalidad de la madera puede, por ejemplo, sacar a la luz una necesidad de fomentar la capacidad en el sector privado.

El proceso del AVA es efectivo para evaluar la capacidad en todo el sector forestal. Normalmente los países socios de un AVA no han evaluado antes la capacidad en el sector forestal, aunque la capacidad es esencial para la buena gobernanza forestal. Las necesidades de capacitación que el proceso AVA identifica pueden incluir:

  • capacitación técnica y organizativa para organismos del gobierno, el sector privado y la sociedad civil;
  • tecnología, software y equipamientos;
  • personal o habilidades adicionales;
  • las organizaciones, como cooperativas de actores del sector privado a pequeña escala;
  • las instituciones, como agencias que aseguren la legalidad de la madera o expidan licencias FLEGT.

Al descubrir las lagunas de capacidad, el proceso AVA enfatiza la complejidad inherente del sector forestal y por qué resulta difícil supervisarlo. El proceso AVA también aumenta la visibilidad de las carencias de capacidad, lo que permite a los políticos centrarse en corregirlas. Los países responden a las carencias de capacidad de diferentes maneras.

Algunos países socios de un AVA abordan la mejora de la capacidad en las negociaciones y señalan necesidades de fomento de la capacidad en un anexo de medidas complementarias, en el anexo sobre el sistema para asegurar la legalidad de la madera o en algún otro lugar del AVA. Una declaración de necesidades puede ayudar a asegurar el apoyo del presupuesto nacional o la ayuda de donantes para mejorar la capacidad.

Otros países afirman que conocen sus lagunas de capacidad y que las abordarán durante la fase de implementación del AVA. Mencione o no un AVA la creación de capacidad, lo importante es que durante el proceso se reflexione sobre las lagunas de capacidad, las acciones prioritarias y los recursos necesarios.




 

Fórmula de advertencia. El contenido de AVA paso a paso está basado en lecciones y experiencias obtenidas y descritas por el Centro FLEGT de la UE y por lo tanto son responsabilidad única del Centro. Para comentarios o preguntas, puede ponerse en contacto con el Centro FLEGT de la UE en: info@euflegt.efi.int

© European Forest Institute 2016